Como ungir velas para hacer magia

Como ungir velas para hacer magia

Cualquier aceite puede ser usado para ungir una vela, pero en un principio es mejor usar aceites esenciales o hierbas como el incienso, o tal vez un aceite infundido con una hierba apropiada para la tarea en cuestión para la que se quiere usar la vela en el futuro.
Hay varias maneras de ungir una vela, pero lo que es importante es la dirección en la que usted aplique el aceite para ungirla.

Los movimientos de arriba hacia abajo sirven para nutrir de poder espiritual la vela, mientras que trabajar de abajo hacia arriba aplica las energías de la tierra, como ve es muy sencillo que funcione correctamente para su propósito.

Nunca trabaje la vela con movimientos de ida y vuelta, es decir de arriba abajo o viceversa ya que estos movimientos terminarán provocando una confusión de energías.

Materiales necesarios para ungir una vela mágica

  1. Vela – En un principio puede ser de cualquier tipo o color. En cualquier caso hay que tener en cuenta que una vez ungida, la vela puede consumirse más rápido, hecho que hay que tener en cuenta.
  2. Aceite – Puede ser un aceite esencial, una esencia o cualquier otro producto del cual queramos aprovechar su poder y energía para aumentar las propiedades mágicas de la vela.

Ungir una vela mágica paso a paso

Si bien no existe un procedimiento estándar para ungir una vela para hacer magia, puesto que cada hechicero experimentado modifica los rituales según lo necesita de forma individual, si que podemos dar unas indicaciones que sirven de guía general.

Usted comprobará que conforme vaya mejorando sus habilidades, irá añadiendo pequeñas modificaciones a los pasos que se listan a continuación:

  1. Siéntese en silencio y, sosteniendo la vela, piense cuidadosamente en su intención. Si usted tiene interiorizado algún ritual para comenzar a meditar, sígalo. Una vez que haya entrado en un estado de meditación permita que las energías se acumulen dentro de ti.
  2. Unte sus propias manos con el aceite esencial con el cual ungirá la vela mágica.
  3. Si usted va a usar la vela con la finalidad de atraer algo para sí mismo (por ejemplo suerte, amor, etc…), frote la vela con el aceite esencial siguiendo un movimiento descendente desde la parte superior a la inferior llegando hasta el centro de la vela. Posteriormente frote la vela con un movimiento ascendente desde abajo, desde la base de la vela hacia el centro de la misma.
  4. Si por el contrario usted va a usar la vela mágica para alejar algo de si mismo (dolor, enfermedad, mala suerte,…) Debe hacer los movimientos contrarios a los indicados en el punto anterior, es decir frote el aceite desde el centro de la vela hasta los extremos.
  5. Continúe con cualquiera de los dos movimientos hasta que tenga la sensación de que ha hecho lo suficiente. Usted debe notar de forma instintiva en qué momento ha terminado de rellenar de poder y energía la vela mágica. Si le queda aceite en las manos, frótese las manos hasta que el aceite se absorba. Si todavía quedan restos de aceite, aplique el aceite restante de los dedos en el centro de su frente, que es la parte superior de la nariz. El Tercer Ojo y el asiento de la visión.
  6. Finalmente diga en voz alta o en voz interior, como usted prefiera, lo siguiente o algo similar:

Yo limpio y consagro esta vela en el nombre de (su deidad elegida, en función de la utilidad que quiera darle a la vela mágica).
Que arda con fuerza al servicio del Bien Mayor.

Finalmente su vela ya está lista para ser usada. Tenga en cuenta que las velas mágicas sólo conviene usarlas en un hechizo y siempre con la finalidad con la que fueron creadas.

Por ello el proceso de ungir velas mágicas debe ser planificado con mucho cuidado y debe formar parte de un plan con una finalidad definida previamente.

Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *