Las energías sutiles de los cristales

Las energías sutiles de los cristales

Los cristales tienen su propia energía inherente, lo que significa que es muy sencillo utilizarlos como objetos protectores o energizantes. Esto en la antigüedad los convertía en amuletos y eran usados principalmente con fines protectores y defensivos. Sin embargo, si vas a usar piedras y cristales mágicamente, es decir si los quieres usar para potenciar o realizar distintos hechizos con diferentes propósitos, tienes que usar algún tipo de técnica para `despertarlos’ con la finalidad de que puedas usar sus energías más sutiles con éxito. Podría decirse que necesitan que se les recuerde su poder.

Hay muchas maneras diferentes de despertar o reactivar cristales y piedras preciosas. Desde la antigüedad se han tratado de reactivar mediante oraciones, rezando e incluso existen técnicas para reactivar los cristales y piedras preciosas haciendo repicar campanas cerca del cristal.

Hoy en día, el proceso de reactivación de cristales y piedras preciosas se conoce como lavado de los cristales y es un proceso que debe llevarse a cabo siempre antes de comenzar el trabajo con los cristales con una finalidad mágica.

En cualquier caso, el hecho de reactivar la energía del cristal los que consigue es alinear la energía de la estructura cristalina para que pueda ser dirigida eficientemente, lo que se denomina como hacer uso de las energías sutiles de los cristales y piedras preciosas.

La energía de los cristales en la Biblia

Así por ejemplo en La Coraza de Juicio de la que se habla en la Biblia usa este principio de energías sutiles. Se dice que tiene cuatro filas de tres gemas engastadas en oro. A pesar que se presentan diferentes versiones en diferentes biblias, la Nueva Versión Internacional, por ejemplo, afirma que las gemas son rubí, topacio, berilo, turquesa, zafiro, esmeralda, jacinto, ágata, amatista, crisolita, ónix y jaspe. Inicialmente, se decía que las gemas representaban a las doce tribus de Israel, pero ahora se sabe que significan varios aspectos de la personalidad y pueden ser usadas para realzar su magia.

La energía de los cristales en el antiguo egipto

A parte del ejemplo anterior basado en la tradición bíblica, muchas piedras preciosas y semipreciosas fueron utilizadas por los antiguos egipcios en su fabricación de magia. Las más conocidas eran la amatista (por sus cualidades espirituales), la cornalina (que simbolizaba la energía, el dinamismo y el poder) y la más preciada de las piedras semipreciosas egipcias, el lapislázuli, que representaba el cielo nocturno que todo lo abarca. Las formas rojas y verdes del jaspe fueron pensadas para dar energías muy positivas, mientras que el sard – una versión marrón rojizo de la calcedonia (dióxido de silicio) – fue utilizado para formar amuletos de escarabajo. El feldespato era otra piedra considerada extremadamente preciosa y se utilizaba en joyas relacionadas con la fertilidad. La serpentina, de color verde oscuro (casi negro) y fácilmente tallada, se usaba para hacer amuletos de corazón. La turquesa también se usó simbólicamente para denotar vegetación y nueva vida.

Conclusión

El cuerpo es un instrumento extremadamente sensible y en algunos sentidos el practicante mágico lo utiliza como una herramienta más en su trabajo. Tradicionalmente, los ganglios nerviosos principales (grupos de fibras nerviosas) en el cuerpo físico tienen su contraparte dentro del campo energético más sutil, que es nuestro yo espiritual.

Cuando trabajas mediante la magia, tienes la responsabilidad de mantener tu aura (cuerpo sutil) lo más clara y saludable posible. Una de las maneras en que puedes hacer esto es usar cristales para ayudar con el equilibrio interno. Cuando sabes que estás bajo presión o que vas a hacer un tipo particular de hechizo, es muy fácil meter un cristal en tu bolsa de amuletos para aumentar la energía.

Puedes ver que los espacios sagrados y otros lugares donde eliges trabajar mágicamente pueden ser mejorados de muchas maneras. Los cristales son sólo una manera de hacerlo, y el uso de hierbas, una vez que usted sabe lo suficiente acerca de ellas, es por ejemplo otra.

Siempre se debe recordar el principio de que el uso de el uso de cristales y piedras preciosas, aumentará significativamente tanto la predisposición del cuerpo a almacenar y distribuir la energía, como la potencia y claridad de los hechizos que se realizan.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *