Elección y cuidados de una bola de cristal

Como usar una bola de cristal

En esta entrada vamos a ver cómo preparar un artilugio a priori tan sencillo y usual como es la bola de cristal. A pesar de lo que pueda parecer, su uso no es ni complicado ni está fuera del alcance de prácticamente cualquier persona, sin embargo, como vamos a ver, siq ue es necesario tener en cuenta unas pequeñas consideraciones.

Historia de la lectura del futuro mediante la bola de cristal

La lectura del futuro mediante la bola de cristal tiene sus raíces en la prehistoria, cuando alguno de los miembros de la tribu a quien se le atribuía el don de ver el futuro, se asomaba a una superficie reflectante para discernir lo que acontecería. Éstas superficies reflectantes no eran necesariamente un cristal ni mucho menos, un tramo de agua cristalina y tranquila servía también para el propósito.

En tiempos un poco más modernos, Nostradamus, el famoso vidente cuyas profecías continúan desarrollándose muchos siglos después de su muerte, se sentaba solo por la noche, mirando a un tazón de agua sostenido por un trípode de latón y encendido por una vela. En la superficie espejada vio sus visiones, muchas de las cuales siguen siendo relevantes hoy en día. Su contemporáneo inglés, el Dr. John Dee, cuyos talentos adivinatorios fueron reconocidos por la Reina Isabel I, usó un espejo de obsidiana negra brillante para ayudar en sus profecías.

Tipos de bolas de cristal para lectura del futuro

Tradicionalmente, la bola de cristal utilizada para la lectura del futuro debería ser un regalo de alguien con talento, pero hoy en día están fácilmente disponibles en tiendas especializadas en una variedad de cristales – cuarzo claro o ahumado, berilo y obsidiana son los más populares – y vidrio.

Las bolas fabricadas de vidrio deben ser examinadas con especial atención para detectar cualquier mancha o burbuja que pueda distraer, aunque un buen lector permitirá que estas imperfecciones ayuden en sus lecturas.

Las que están fabricadas con un berilio de color azul profundo o amarillento son particularmente favorables a la producción de visiones simbólicas.

Las bolas que están fabricadas con un cuarzo incoloro claro, son las que a menudo dan los mejores resultados.

Algunos clarividentes prefieren una masa ovoide de vidrio o cristal en lugar de una esfera.

El por qué las visiones pueden ser vistas en los cristales ha desconcertado a los científicos durante muchos años, y no hay una explicación concluyente disponible. Tal vez la mejor proviene de un profesor de psicología, quien sugirió que el cristal aumentaba la conciencia al hacer que las terminaciones nerviosas ardieran de una manera diferente a la normal.

Comprar y preparar su bola de cristal

Elegir una bola de cristal

Si usted está comprando una bola de cristal es preferible que lo haga con dinero que se le haya regalado, puesto que la tradición es que que las bolas de cristal siempre provienen de un regalo de una persona con talento o apreciada.

Cuando vaya a elegir el producto esté relajado y receptivo. Maneje varias bolas de cristal, que suelen tener unos 10 cm de diámetro.

¿Cómo encajan en tu mano?

¿Son esferas perfectamente lisas o tienen ángulos y planos dentro de ellas?

La mayoría de la gente encuentra que cuando van a comprar su bola de cristal, siempre vuelven a una en concreto, sin importar cuántas miren y manejen. Si esto te sucede, esa es la bola para ti, es la que debes comprar, porque esa es la que mejor funcionará para ti.

Preparación de la bola de cristal para la adivinación

Para preparar la bola para el trabajo adivinatorio, lávela en una solución suave de vinagre y agua, y luego púlala con un paño suave. Cuando no se esté utilizando, la bola debe estar envuelta en un paño oscuro, preferiblemente de seda o terciopelo.

Mantén la bola alejada de la luz solar directa, que afecta a la sensibilidad.

Algunos adivinadores desenvuelven su bola de cristal y la colocan en un lugar iluminado por la luna durante la luna llena, lo que aumenta el poder del cristal, esto es especialmente muy importante si la bola es de vidrio o cuarzo

Los cristales captan las vibraciones cuando son manipulados por otras personas, por lo que una bola no debe ser manipulada por nadie que no sea el lector y mucho menos sin permiso.

Si alguien más va a manipularla, las manos deben estar ahuecadas alrededor de ella es preferible que no se toque el cristal. Después de usarla, la bola debe lavarse en vinagre o agua, manteniéndose bajo el agua corriente unos tres minutos.

Sin embargo, algunos videntes muy experimentados pueden sentir que es suficiente con que ellos mismos «despejen» o limpien la bola sosteniéndola entre sus propias manos.

Sea cual sea la forma en la que se limpie la bola, una vez ha sido usad, la bola debe ser envuelta nuevamente y guardada hasta que sea usada de nuevo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *