Como limpiar y programar un cristal o piedra preciosa con fines mágicos

Como limpiar y programar un cristal o piedra preciosa con fines mágicos

Cuando usted adquiere un nuevo cristal o piedra preciosa o semi preciosa, primero debe limpiarlo y luego dedicarlo al propósito deseado. Esto se puede hacer simplemente sosteniendo el cristal mientras se piensa conscientemente que se usará sólo para el bien, o durante una meditación. También puedes recurrir a tus deidades, si lo deseas, usando tu propio ritual. Hay muchas maneras diferentes de limpiar los cristales. A continuación se presentan algunos de los enfoques más prácticos.

 

Una vez que hayas elegido uno o varios cristales o piedras preciosas para uno o distintos fines mágicos (como pueden ser aumentar la energía de tu propio cuerpo o ayudar para el lanzamiento de determinado hechizo) llegará el momento de su mantenimiento y finalmente de uso. Lo primero que deberás hacer será limpiar los cristales para que no pierdan su propiedades mágicas ni parte de su poder.

Hay que tener en cuenta que la limpieza de un cristal o piedra preciosa, no tiene nada que ver con la limpieza en el sentido puramente físico, es decir el objetivo final no es que parezca más lustroso, ni eliminar o pulir imperfecciones. Al contrario, la limpieza de un cristal o piedra preciosa con fines mágicos, tiene que ver con mantener sus propiedades y su poder, y en la medida de lo posible tratar de asimilar dichas propiedades y poder.

Proceso de limpieza de un cristal o piedra preciosa con fines mágicos

Si bien no existe un ritual plenamente aceptado para limpiar un cristal o piedra preciosa con fines mágicos, puesto que cada hechicero experimentado siempre incluye alguna modificación para sincronizar el poder y la energía de los cristales y piedras preciosas con su propio cuerpo físico y con su plano espiritual. Sin embargo, el proceso fundamental para limpiar correctamente un cristal o piedra preciosa procede de la siguiente manera, siguiendo los siguientes pasos:

  1. Lleve el cristal al mar, lo más limpia y cristalina posible.
  2. Límpielo a fondo en el agua de mar. Nunca use ningún producto químico ni jabón solamente use el agua.
  3. Deje que el cristal o la piedra preciosa en el agua durante varios minutos.
  4. Para secar el cristal o la piedra preciosa debe dejarse a la luz del sol o de la luna, lo que más se adapte a usted de forma que la sincronización de los poderes del cristal se produzca con su propio nivel espiritual.
  5. Si no puede utilizar agua de mar, sumerja el cristal en agua salada durante un período de uno a siete días, sabrá instintivamente cuánto tiempo es necesario. Use las proporciones de aproximadamente tres cucharadas de sal en una taza de agua (el agua debe cubrir completamente las piedras), ponga el agua salada en un recipiente de vidrio con los cristales y déjela en un lugar soleado o iluminado por la luna, según se ha indicado en el punto anterior.
  6. Entierre el cristal en sal marina comercial durante al menos siete, luego enjuáguelo con agua pura y vuelva a secarlo exponiéndolo al sol o a la luna como antes. Nota: La sal o las sustancias abrasivas pueden dañar la superficie de su cristal; esto no afectará las propiedades del cristal, pero estéticamente no es muy agradable.
  7. Si tiene un espacio sagrado al aire libre, entierra los cristales durante 24 horas, y mientras los entierra pida que sean limpiados y que queden listos para su trabajo. No olvide marcar el lugar donde están enterrados – es muy fácil perderlos!
  8. Enmascare el cristal a fondo, por ejemplo, con un palito de salvia o con su incienso favorito. El proceso de enmascarar consiste en permitir que el cristal se sumerja en el humo del incienso hasta que usted sienta de manera instintiva que ha quedado completamente energizado. Para ellos sujete los cristales más pequeños en el humo del incienso o bien queme incienso debajo de los cristales o piedras preciosas más grandes.
  9. Coloque el cristal o la piedra preciosa en medio de un grupo grande de cristales o piedras preciosas que puedan captar grandes cantidades de energía o bien sitúelo encima de otro mineral (use un mineral que sea un potente energizante específico, como por ejemplo el cobre para las cualidades de Venus). Deje el cristal o la piedra preciosa sin tocarlo por un período de 12 a 24 horas.
  10. Limpie el cristal en agua corriente de manantial, lago, río o grifo y luego energícelo dejándolo al sol o la luna por última vez. Es importante una meditación profunda en el cristal, en el momento en que siendo limpiado por el movimiento del agua, con la finalidad de provocar que se arrastren con el agua las últimas impurezas por las que el cristal o piedra preciosa pudiera perder parte de su poder y energía.

Proceso de programación de un cristal o piedra preciosa con fines mágicos

Los cristales y las piedras preciosas, una vez que se han limpiado, quedan cargados de poder y energía específica y en ese momento están preparados para su programación posterior por parte de la persona que va a utilizarlos.

La programación de un cristal alinea la energía del cristal con la intención con la cual será usado en el futuro. Por lo tanto la programación de un cristal o piedra preciosa es un proceso que requiere una gran planificación, ya que si usamos un cristal o piedra preciosa con otra finalidad diferente de la que fue programado, el resultado será una pérdida total o parcial de la efectividad del cristal. Esto puede dar al traste con determinados hechizos o debilitar sensiblemente su resultado

Usar una intención cuidadosamente pensada y dirigiéndola hacia el centro del cristal es suficiente para programarlo. A continuación se presentan tres de las formas más comunes de llevar a cabo la programación de un cristal o piedra preciosa con fines mágicos:

  1. Coloque el cristal o piedra preciosa en un gran cuenco de cristal dedicado al propósito específico para el que se requiere.
  2. Coloque el cristal o piedra preciosa en el centro de un círculo formado por otros cristales que tengan la misma intención y cuyos extremos apuntan hacia el centro y el nuevo cristal o piedra preciosa.
  3. Ponga el cristal o piedra preciosa a la luz del sol de la luna, indicando la intención específica con que se usará el cristal. Mucha gente cree que los días relacionados con los solsticios de verano e invierno, la Luna Llena y la Luna Nueva, y el equinoccio de primavera y otoño están más cargados que otros días, por lo que son los momentos idóneos para realizar la programación del cristal o la piedra preciosa.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *